La Red Oscura ha sido considerada durante mucho tiempo como un refugio seguro para hackers, ciberdelincuentes y otros actores involucrados en el espionaje corporativo. Pero ahora, Protective Intelligence puede ayudarle a comprender si su organización está en riesgo debido al tráfico que intenta obtener acceso a sus redes desde la Red Oscura, o si alguien dentro de su organización se está conectando a la Red Oscura.

Protective Intelligence ha creado el primer Centro de Operaciones de Seguridad sobre la Red Oscura del mundo. En su núcleo se encuentra una sofisticada plataforma de inteligencia Darknet que nuestro Equipo de Investigación usa para monitorear el tráfico ToR Exit Node (el rúter cebolla) que se aproxima a sus redes y los datos ToR que salen de sus redes. El primero suele ser una señal de un agresor que prueba sus defensas, mientras el segundo es típicamente una señal de que sus datos se han visto comprometidos y se están filtrando a la Red Oscura.

Nuestro Centro de Operaciones de Seguridad de la Red Oscura puede monitorear el tráfico de manera completamente independiente, sin que nadie en su organización lo sepa, una ventaja imprescindible si alguien en su equipo de TI o Cyber accede a la Red Oscura. Una vez que hemos identificado el tráfico sospechoso, podemos realizar investigaciones digitales para descubrir cómo se filtraron sus datos, si algún grupo de hackers planea atacarlo, o si alguien dentro de su organización está comprando o vendiendo sus datos. Esta información se puede pasar a la policía, todo sin la necesidad de que nadie dentro de su empresa se exponga al riesgo de acceder a la Red Oscura.

Este es un servicio escalable, líder en el mundo que puede actuar de manera completamente independiente de sus funciones de TI o seguridad. Le da a conocer, en un plazo no superior a 15 minutos, de que el tráfico de la Red Oscura ha afectado sus redes, ofreciéndole de esta forma una ventaja importante sobre los ciberdelincuentes, empleados deshonestos y hackers.

Descargar Folleto